PRINCIPE DE PAZ




DESCARGAS QUE LLEGAN AL CORAZÓN
 
ÍndiceFAQMiembrosRegistrarseConectarse
REGISTRATÈ Y PODRAS VER TODO EL FORO ENTERO
JESUCRISTO ES EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA
LA IGLESIA DE CRISTO NO ES UN CARTEL DE LA PUERTA
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» CONCORDANCIA BIBLICA EN PDF mediafire
Ayer a las 1:10 pm por lossacais1943

» Diccionario Bíblico de Nombres MEDIAFIRE
Ayer a las 1:05 pm por lossacais1943

»  DISCOGRAFIA DE ROBERT Y CARMEN [ subido con mediafire.com]
Dom Sep 14, 2014 4:41 pm por SEGURMALAGA

» DISCOGRAFIA DE TERCER CIELO
Sáb Sep 13, 2014 4:05 am por primoloko

»  discografia de antonio y eva ( remache)subido con mediafire.com
Mar Sep 09, 2014 3:47 pm por juan carlos arija

» LA santa Biblia-version reina valera 1960 PDF
Miér Sep 03, 2014 1:22 pm por lossacais1943

» LA MARCA DE LA BESTIA: ¡MÁS CERCA QUE NUNCA!
Miér Sep 03, 2014 1:12 am por kuper

» HERMANO RAYO-DISCOGRAFIA RESUBIDO A MEDIAFIRE
Vie Ago 29, 2014 6:41 am por Josue.y.Saray

» Biblia de estudio arco iris(cd rom)
Mar Ago 26, 2014 2:12 pm por 1707503205

» TRES DIAS DE SALVACION EN ZARAGOZA!!
Vie Ago 15, 2014 12:33 pm por gusti

» LO QUE YO CREO
Vie Ago 15, 2014 12:25 pm por gusti

» EL CAMPO DE BATALLA DE LA MENTE (joycer meyer)"EXCELENTE "LIBRO
Miér Ago 06, 2014 1:06 pm por lossacais1943

» obras teatro musica y muchas cosas mas
Jue Jul 31, 2014 7:26 pm por angljss

» El Peregrino (progreso del peregrino)
Jue Jul 24, 2014 11:11 pm por frasco

» COMENTARIO DE GENESIS,LIBRO-MEDIAFIRE
Jue Jul 24, 2014 11:01 pm por frasco

» Predicacion:Cuando crezcas te bendeciré.Hno Bernardo
Miér Jun 25, 2014 2:47 pm por anton25

» necesito discos antiguos de hºbernabe
Vie Jun 13, 2014 11:26 am por furruku

» presentacion de una hermana argentina soy nueva
Dom Mayo 25, 2014 2:50 am por pipeguapeton

» DICCIONARIO TEOLOGICO DEL NUEVO TESTAMENTO: VOLUMEN I
Mar Mayo 13, 2014 12:01 pm por lossacais1943

Mejores posteadores
gusti
 
dauda.m
 
Gitanofun
 
elbaza
 
manuel42
 
juan1964
 
sarah
 
lossacais1943
 
josebv30
 
CRISTIANAS
 
Temas similares
  • » Génesis 6:2 los hijos de Dios eran angeles o fieles?
  • » LIMA TORRADO, Jesus
  • » Oracion Sagrado Corazon Jesus para Cosas Imposibles
  • » ¿Cuántos exoplanetas hay ahí fuera?
  • » ¿Se puede predecir científicamente cuántos años vamos a vivir?
  • » ¿Se puede predecir científicamente cuántos años vamos a vivir?
  • » Eran los Egipcios Monoteistas???
  • » No sólo los faraones eran momificados en el antiguo Egipto
  • » Madre 'caníbal' se come a sus dos hijos creyendo que eran cerdos
  • » Como eran juzgados los hombres antes de la ley ?
  • Cultura Gitana
    Palabras claves
    antonio TABITA ramonet DICCIONARIO coro bíblica parrita BERNABE concordancia moreno almoradi 2012 rayo 2011 david jose sisqueto strong hermana ERMANO biblia JUAN hermano nuevo 2013 ROCIITO
    Septiembre 2014
    LunMarMiérJueVieSábDom
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930     
    CalendarioCalendario
    ANUNCIO
    ESTE FORO NO ES CON ANIMO DE LUCRO TODO SE HACE GRATUITAMENTE. DE LO QUE HAGAS EN LA TIERRA PASARAS CUENTAS EN EL CIELO. ES COMPARTIR PARA BENDECIR Y PARA USO PERSONAL NUNCA PARA VENDER O SACAR BENEFICIO. ESTE FORO NO APOYA LA PIRATERIA LA CONDENA.
    BUSCA EN LA BIBLIA
    Lookup a word or passage in the Bible



    BibleGateway.com
    Include this form on your page
    Comparte | 
     

     ¿Cuántos eran los apóstoles de Jesús?

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
    AutorMensaje
    dauda.m
    Moderador General
    Moderador General


    Cantidad de envíos: 941
    Puntos: 1206
    Fecha de inscripción: 13/01/2009
    Edad: 34

    MensajeTema: ¿Cuántos eran los apóstoles de Jesús?   Miér Jun 16, 2010 7:00 pm

    ¿Cuántos eran los apóstoles de Jesús?
    Las cuatro listas
    En yahoo respuestas de España, como respuesta a la pregunta “… Detalles de la
    personalidad de los 12 Apóstoles de Jesús”, el comentarista escribe que «El término
    griego, apóstolos se deriva del verbo apostéllo, que simplemente significa
    “despachar; enviar”. (Mt 10:5; Mr 11:3).
    No obstante, el término se aplica principalmente a los discípulos que Jesús
    seleccionó personalmente como cuerpo de doce representantes nombrados. En otro
    párrafo comenta que “uno de los doce apóstoles, Judas Iscariote, resultó ser
    traidor, lo que cumplió lo ya anunciado en las profecías.” (Sal. 41:9; 109:Cool.
    También dice en otro párrafo que “Algunos de los apóstoles habían sido discípulos
    de Juan el Bautista antes de llegar a serlo de Jesús. (Jn 1:35-42.) Once debieron
    ser galileos (Hch 2:7), y tan solo a Judas Iscariote se le consideraba natural de
    Judea. Provenían de la clase trabajadora: cuatro eran pescadores de oficio y uno
    había sido recaudador de impuestos. (Mt 4:18-21; 9:9-13).
    Parece que por lo menos dos eran primos de Jesús (Santiago y Juan, los hijos de
    Zebedeo). Los líderes religiosos consideraban a estos hombres “iletrados y del
    vulgo”, una señal de que su educación era elemental y no la que se obtenía en las
    escuelas de estudios superiores. Algunos, entre ellos Pedro (Cefas), estaban
    casados. (Hch 4:13; 1Co 9:5).
    Parece ser que Pedro, Santiago y Juan disfrutaron de una relación más estrecha con
    Jesús que el resto de los apóstoles. Solo ellos fueron testigos de la resurrección de
    la hija de Jairo (Mr 5:35-43) y de la transfiguración de Jesús (Mt 17:1, 2), y fueron
    los apóstoles que más se adentraron con él en el jardín de Getsemaní la noche de
    su detención. (Mr 14:32, 33.) Existía al parecer una afinidad especial entre Jesús y
    Juan, y se considera que este es aquel a quien se hace referencia como el “discípulo
    a quien Jesús amaba”. (Jn 21:20-24; 13:23.).


    Selección y primeros años de ministerio.
    Se seleccionó a los doce de entre un grupo más grande de discípulos, y Jesús los
    nombró apóstoles ‘para que continuaran con él y para que él los enviara [apostélei]
    a predicar y a tener autoridad para expulsar los demonios’. (Mr 3:13-15)
    Desde entonces, ‘continuaron con él’ en asociación muy estrecha durante el resto
    de su ministerio terrestre, recibiendo una instrucción intensiva a nivel personal y en
    el campo ministerial. (Mt 10:1-42; Lc 8:1). Como alumnos de Jesús, se les siguió
    llamando discípulos, en particular en referencias a acontecimientos anteriores al
    Pentecostés (Mt 11:1; 14:26; 20:17; Jn 20:2), pero a partir de ese momento,
    siempre se les llama “apóstoles”.
    Cuando fueron nombrados, Jesús les dio poderes milagrosos para curar enfermos y
    expulsar demonios, poderes que usaron hasta cierto grado durante el ministerio de
    Jesús. (Mr 3:14, 15; 6:13; Mt 10:1-8; Lu 9:6; compárese con Mt 17:16).
    Sin embargo, esta actividad siempre estuvo subordinada a la obra principal de
    predicar. Si bien los apóstoles formaban un grupo íntimo de discípulos, en su
    instrucción y preparación no hubo ritos ni ceremonias misteriosos.
    A pesar de que se les favoreció mucho como apóstoles del Hijo de Dios, tuvieron los
    defectos y debilidades comunes a los seres humanos. Pedro tendía a ser irreflexivo
    e impetuoso (Mt 16:22, 23; Jn 21:7, Cool, Tomás era difícil de convencer (Jn 20:24,
    25) y tanto Santiago como Juan mostraban impaciencia inmadura. (Lu 9:49, 54).
    Riñeron en cuanto a la cuestión de su futura grandeza en el reino terrenal que
    esperaba que Jesús estableciera. (Mt 20:20-28; Mr 10:35-45; compárese con Hch
    1:6; Lu 24:21.) Así mismo, reconocieron que necesitaban más fe. (Lu 17:5;
    compárese con Mt 17:20.) A pesar de sus años de asociación íntima con Jesús, y
    aunque sabían que era el Mesías, todos le abandonaron cuando fue detenido (Mt
    26:56), y tuvieron que ocuparse de su entierro otras personas.
    En un principio, a los apóstoles les costó aceptar el testimonio de las mujeres que
    vieron primero a Jesús después de su resurrección, y tenían tanto temor que se
    reunían con las puertas cerradas con llave. (Lu 24:10, 11; Jn 20:19, 26.) Jesús les
    amplió su conocimiento una vez resucitado, y después de su ascensión al cielo, al
    cuadragésimo día de resucitar, estos hombres demostraron un gran gozo y
    “estaban de continuo en el templo bendiciendo a Dios”. (Lu 24:44-53.)»(1)
    «Es común hablar de los “doce apóstoles” de Jesús. En el Nuevo
    Testamento aparece cuatro veces la lista con los nombres de los doce
    apóstoles (Marcos 3, 16- 19; Mateo 10, 2-4; Lucas 6, 14-16 y Hechos
    1,13).»(2)
    a. La lista de Mateo
    “Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y
    Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe,
    Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por
    sobrenombre Tadeo, Simón el cananista, y Judas Iscariote, el que también le
    entregó. “ (Mat. 10, 2-4; RVA 1960)
    b. La lista de Marcos
    “a Simón, a quien puso por sobrenombre Pedro; a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan
    hermano de Jacobo, a quienes apellidó Boanerges, esto es, Hijos del trueno; a
    Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el
    cananista, y Judas Iscariote, el que le entregó. Y vinieron a casa“(Mar. 3:16-19 RVA
    1960)
    c. La lista de Lucas en su evangelio
    “a Simón, a quien también llamó Pedro, a Andrés su hermano, Jacobo y Juan,
    Felipe y Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Simón llamado Zelote,
    Judas hermano de Jacobo, y Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor. “ (Lc.. 6:
    14-16 RVA 1960)
    d. La lista de Lucas en el libro de Hechos
    “Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan,
    Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y
    Judas hermano de Jacobo.” (Hch. 1:13 RVA 1960)
    “De allí podemos obtener algunos datos. Si tomamos en primer lugar la lista de
    Mateo, veremos que comienza con Simón Pedro. “ (3)
    Problemas bíblicos con las listas: (4)
    Esta lista de nombres de Mateo coincide con la de Marcos. El problema aparece al
    compararla con las otras dos (de Lucas y Hechos). Porque en éstas aparece un
    apóstol nuevo: un tal Judas, hijo de Santiago (Lc 6,16; Hch 1,13). ¿Quién es este
    Judas? Como en estas dos listas no se encuentra Tadeo, la solución que se ha
    hallado es decir que este Judas (de Lc y Hch) es la misma persona que Tadeo (de
    Mt y Mc). Y lo llaman Judas Tadeo. Pero esta identificación carece de todo
    fundamento bíblico. Si seguimos leyendo los Evangelios, veremos que Marcos narra
    la vocación de otro apóstol, llamado Leví, cobrador de impuestos. ¿Por qué
    tampoco figura en la lista de los doce? Aquí la tradición solucionó el problema del
    mismo modo: identificando a Leví con Mateo. Lo cual no es posible, porque Marcos
    presenta a Leví y a Mateo como personas claramente distintas: una en la lista de
    los nombres (Mc 3,18) y otra en el relato de su vocación (Mc 2, 13-14).
    Por su parte, el Evangelio de Juan relata la vocación de un apóstol llamado
    Natanael (1, 45-5 1), que no está en ninguna de las cuatro listas. Para poder seguir
    manteniendo el número doce, la tradición lo identificó con Bartolomé, sin ninguna
    razón válida.


    ¿Más apóstoles?
    Vemos, pues, cómo los Evangelios mencionan a más de doce apóstoles. Pero si
    continuamos buscando en el Nuevo Testamento, encontraremos que Pablo y
    Bernabé eran también apóstoles (Hch 14,14); que Silvano y Timoteo figuran como
    apóstoles (1 Ts 2, 5-7) ; que “Santiago, el hermano del Señor”, es llamado apóstol
    (Gal 1, 19) ; que Apolo es apóstol (1 Cor 4, 6.9);
    ¿Cuántos eran, al final, los apóstoles? A esta altura ya es evidente que no eran
    doce. Y el hecho mismo de que existían falsos apóstoles (2 Cor 11, 13) demuestra
    que se trataba de un grupo más bien amplio, y que no se sabía exactamente
    cuántos y quiénes lo integraban. ¿Por qué entonces nosotros hablamos siempre de
    doce apóstoles? Los estudiosos de la Biblia, para responder a este problema,
    enseñan que hay que distinguir entre “los Doce” y “los apóstoles”.
    La profecía de la reunión
    Hoy los biblistas sostienen, como dato histórico, que Jesús al comenzar su vida
    pública eligió a doce hombres para que lo acompañaran, lo ayudaran en sus tareas
    y fueran sus colaboradores más próximos. ¿Por qué doce? Por una razón muy
    simple. Antiguamente el pueblo de Israel había estado formado por doce tribus.
    Pero en el siglo VIII a.C., al sufrir una invasión por parte de los asirios, diez de ellas
    desaparecieron mezcladas con otros pueblos. En el siglo VI a.C., las dos tribus que’
    quedaban también sufrieron la invasión de los babilonios, pero una de ellas pudo
    salvarse: la tribu de Judá (de donde viene el nombre actual de judíos).
    Simplemente doce
    Recordando estas profecías, Jesús buscó entre sus seguidores a doce hombres, uno
    por cada tribu perdida, y los hizo sus discípulos inmediatos. Era una manera de
    decir que Dios estaba comenzando un nuevo pueblo, sobre el fundamento también
    de doce, pero de una manera nueva e insospechada. Las profecías, pues, se habían
    cumplido en Jesús. Los nuevos tiempos habían llegado. Este significado del grupo
    de los doce debió de ser tan obvio, que los evangelistas ni siquiera se molestaron
    en explicarlo. Pero los doce hombres elegidos por Jesús nunca se llamaron
    “apóstoles”, sino simplemente los “Doce”. ¿Por qué? Porque la palabra “apóstol”
    (del griego “apóstolos”) significa “enviado”. Y mientras Jesús vivió, los doce no
    fueron enviados a ningún lado. Estaban junto a él, lo acompañaban en sus viajes,
    lo ayudaban en sus milagros y curaciones, y de vez en cuando iban a predicar en su
    nombre, pero no los “envió” de un modo permanente. Siempre volvían a su lado.
    Por eso la mayoría de las veces en los Evangelios no se les dice “los doce
    apóstoles”, sino solamente los “Doce”: “Jesús eligió a los Doce” (Mc 3,14) ; “le
    preguntaron los Doce” (Mc 4,10), “tomó a los Doce” (Mc 10,32) ; “salió con los
    Doce” (Mc 11, 11); “reunió a los Doce” (Mt 20,17), “lo acompañaban los Doce” (Lc
    8,1); “se le acercaron los Doce” (Lc 9,12); “Judas, uno de los doce” (Jn 6,71).
    La aparición de los apóstoles
    Pero a partir de la resurrección de Jesús, los Doce comprendieron que el Señor los
    mandaba a predicar el evangelio a todos los pueblos. Entonces sí se sintieron
    “enviados”, y decidieron crear el título de “apóstol” (= enviado) para designar esta
    nueva misión que tenían. Por eso los “Doce” recibieron también el título de
    “apóstoles”, que nunca habían tenido en vida de Jesús. Pero además de los Doce,
    muchas otras personas también se sintieron “enviadas” y quisieron salir a predicar
    el evangelio de Jesús (ex leprosos, ciegos curados, discípulos, gente que lo había
    conocido y escuchado). ¿Qué hacer con toda esta gente? Los Doce pensaron que no
    cualquiera podía ser un enviado oficial de Jesucristo, ya que existía el peligro de
    que la doctrina se desviara. Entonces resolvieron poner dos condiciones para que
    alguien más, aparte de ellos Doce, pudiera ser llamado apóstol: a) haber visto a
    Jesús resucitado; y b) haber recibido de Jesús la misión de predicar.
    Los apóstoles primero
    De esta manera se fue formando un grupo más amplio (pero no muy grande) de
    apóstoles, dedicados principalmente al anuncio y predicación del evangelio. Que los
    “Doce” constituían un grupo distinto al de los “apóstoles” lo dice el mismo Pablo al
    hablar de las manifestaciones de Jesús resucitado: “Se apareció a Cefas, luego a los
    Doce... Luego a todos los apóstoles, y en último lugar a mí” (1 Cor 15,5-Cool. Poco a
    poco los Doce fueron desapareciendo. La última vez que se los nombra en el Nuevo
    Testamento es en Hechos 6,2 en la elección de los siete diáconos. Después no se
    los menciona nunca más.
    Entonces los “apóstoles” pasaron a ser los de mayor prestigio y autoridad dentro de
    la Iglesia. Esto se refleja en la primera carta a los Corintios cuando dice: “Dios puso
    en la Iglesia en primer lugar a los apóstoles; en segundo lugar a los profetas; en
    tercer lugar a los maestros; luego a los que tienen el don de curar, de hacer obras
    de caridad, de gobernar, y de hablar en lenguas” (12,28). También la carta a los
    Efesios pone en primer lugar a los apóstoles, al decir que Jesucristo “dio a unos ser
    apóstoles, a otros profetas, a otros evangelizadores, a otros pastores y maestros”
    (4,11).
    Los nombres mezclados
    Con el transcurso del tiempo desaparecieron también los apóstoles, ese grupo
    privilegiado de testigos de Jesucristo, y surgieron otros ministros nuevos, como los
    presbíteros, los diáconos, los obispos. Pero ya nadie volvió a tener el título oficial de
    apóstol. Cuando a partir del año 70 se escribieron los Evangelios, los nombres de
    algunos de los Doce que acompañaron a Jesús se habían ido perdiendo, pues no se
    tuvo más noticias de ellos, y se habían mezclado con los de otros apóstoles
    posteriores. Por eso al confeccionar las diversas listas colocaron nombres
    diferentes. Y como a los “Doce” hacía años que también se los llamaba “apóstoles”,
    en algunas partes del Evangelio se mezclaron ambos títulos y pusieron “los doce
    apóstoles” (Mt 10;2; Lc 6,13), como si hubieran sido ellos los únicos apóstoles. De
    ahí procede nuestra confusión actual.


    Todos en la lista
    Cuando un líder está a punto de embarcarse en una empresa de grandes
    proporciones, lo primero que hace es elegir sus colaboradores. De ellos depende la
    eficacia del presente y el éxito del futuro en la obra que pretende realizar. Esto fue
    lo que pensó Jesús. Y le dio tanta importancia a esto, que para no equivocarse y
    elegir bien pasó toda la noche anterior en oración. Y al día siguiente, de entre sus
    discípulos eligió a los doce. Pero hay un detalle que llama la atención. Los doce
    seleccionados para la gran empresa de Jesús eran hombres comunes. No poseían
    riquezas, ni formación académica, ni posición social. Sus actividades se
    desarrollaban en el mundo cotidiano. Tenían los problemas de la gente común. Eran
    hombres sin ventaja social alguna. Y los eligió nada menos que para implantar el
    impresionante Reino de Dios!
    Es que Jesús nunca ve lo que un hombre es, sino lo que puede llegar a ser. Y eso lo
    adivinó Jesús en aquellos doce escogidos. Vio que aquellos hombres ordinarios y
    simples, tocados por él, podían llegar a ser extraordinarios y grandes. Pero los Doce
    no se acabaron. Y los apóstoles tampoco. Jesús quiere incorporamos también a
    nosotros a su lista de hombres elegidos. No importa lo que somos. Importa lo que
    podemos llegar a ser. Y para ello, basta con que le digamos que sí, lo sigamos en
    todo, y dejemos que las órdenes de nuestra vida las dé sólo él.

    _________________
    Volver arriba Ir abajo
    Ver perfil de usuario
    gusti
    Admin
    Admin


    Cantidad de envíos: 2051
    Puntos: 2623
    Fecha de inscripción: 27/09/2008
    Edad: 33

    MensajeTema: Re: ¿Cuántos eran los apóstoles de Jesús?   Miér Jun 16, 2010 7:44 pm

    Muy bueno david.

    Dios te bendiga

    _________________


    Uploaded with ImageShack.us
    Volver arriba Ir abajo
    Ver perfil de usuario http://principedepaz.forosactivos.net
     

    ¿Cuántos eran los apóstoles de Jesús?

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
    Página 1 de 1.

     Temas similares

    -
    » La misión de los apóstoles
    » El Profeta Jesús
    » VISION DEL HNO. JESUS VERASTEGUI
    » Curso: El Movimiento Cooperativista en Puerto Rico - Maestro: Jesús M. Ramos Durán
    » ¿Con cuántos alumnos cancelan un grupo?

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    PRINCIPE DE PAZ :: -